Pese a vivir en condiciones de extrema pobreza, 19 jóvenes indígenas provenientes de hogares fronterizos de la parte norte de la región Amazonas que forman parte de la familia Midis-Juntos, lograron alcanzar una vacante en el reciente concurso de admisión 2019-I de la Universidad Nacional Intercultural Fabiola Salazar de la localidad de Bagua, celebrado a fines de marzo.

Los estudiantes pertenecen a comunidades nativas Awajún asentadas en los distritos de Nieva, Río Santiago y El Cenepa en la provincia de Condorcanqui; y al distrito de Imaza, en la provincia de Bagua.

A partir de este mes, estos jóvenes iniciarán su formación académica en las carreras profesionales de Ingeniería Civil, Biotecnología y Negocios globales.

Según el jefe de la Oficina Intercultural de dicha casa de estudios, Anfiloquio Paz Agkuash, en la convocatoria del año pasado se presentaron 105 jóvenes nativos de diversas partes del Perú. Este año el número de aspirantes originarios se incrementó a 208, superando en 100% la cifra de postulantes.

Agregó que el simple hecho de que este grupo de jóvenes nativos haya conseguido ingresar a una universidad por sus propios méritos, pese a las carencias económicas y barreras socio-culturares, “se convierte en toda una hazaña y evidencia un cambio de mentalidad en la juventud indígena de hoy, respecto al concepto de la educación como medio para salir de la pobreza”.

Cabe indicar, que en el ámbito de Condorcanqui e Imaza, el programa Midis-Juntos, promueve el acceso a la educación y combate la deserción escolar en una población aproximada de 25 mil niños y niñas pertenecientes a familias indígenas afiliadas. Además, el Programa supervisa su asistencia diaria a las escuelas desde el nivel inicial hasta culminar la secundaria.