Con el objetivo de garantizar la calidad del servicio que se ofrece a las familias usuarias de las zonas más pobres del país, la directora ejecutiva el programa Juntos, Natalye Zúñiga Caparó, realizó una visita de supervisión a la Unidad Territorial de Puno.

“Estamos preparándonos para certificar la ISO 9001 de calidad y la 37001 antisoborno. Por ello hemos venido a verificar si se están cumpliendo con todas las normas y directivas que hemos mejorado para cumplir con los altos estándares de calidad que requiere la norma ISO”, dijo desde Puno.

En declaraciones para Radio Nacional, Zúñiga Caparó adelantó que el proceso de auditoría para la obtención del ISO integral se realizaría a fines de agosto y concluiría a mediados de octubre.

Explicó que con el ISO de calidad se busca que todos los servidores del programa Juntos a nivel nacional, cumplan rigurosamente con las directivas, procedimientos y lineamientos dispuestos para lograr ofrecer un servicio de alta calidad.

“El propósito es uno solo: lograr el desarrollo del capital humano. Para ello Juntos realiza un trabajo de acompañamiento en dos servicios fundamentales: que todos los niños que están en nuestro Programa tengan acceso a la salud y de educación, porque así garantizamos el desarrollo del capital humano y el futuro de nuestro país”, agregó.

Respecto al ISO antisoborno, explicó que este forma parte de una política de lucha contra la corrupción en la que está comprometido el programa Juntos. Por ello, exhortó a la ciudadanía a denunciar de manera anónima cualquier acto de corrupción del que tenga conocimiento.

Al ser consultada por el eventual uso político de los programas sociales, la titular de Juntos recordó que Juntos cuenta con una directiva que busca garantizar la neutralidad de todos sus colaborares en el marco de los procesos electorales.