Con el objetivo de promover la inclusión financiera y garantizar el acceso a los servicios bancarios de los hogares más pobres del país, el programa Juntos en coordinación con el Banco de la Nación, logró que 630 652 usuarias a nivel nacional, cuenten con una tarjeta de débito.

Esta cifra representa el 87.8% del total de familias usuarias en las 21 regiones en las que interviene el Programa (718 661 al corte de diciembre del 2019) y fue alcanzada gracias a las intensas campañas de tarjetización emprendidas en todas las unidades territoriales de Juntos.

La meta para el presente año es lograr que el 90% de las usuarias afiliadas a Juntos cuenten con una tarjeta de débito y con ello puedan cobrar su abono no solo en las agencias del Banco de la Nación, sino también en cajeros automáticos y agentes Multired, ahorrándose con ello las largas colas que suelen generarse.

La entrega de las tarjetas de débito ha sido acompañada de diversas campañas de educación financiera, a fin de que las usuarias estén capacitadas en el uso adecuado de las herramientas financieras como el cajero automático, el POS y entiendan la importancia de la clave secreta.

Cabe señalar que desde el momento en que una familia es afiliada a Juntos, se le apertura una cuenta de ahorros en el Banco de la Nación, a fin de poder depositar, cada dos meses, el abono que entrega el Programa por cumplir con llevar a sus hijos a los centros de salud y enviarlos al colegio.

Ello permite que las titulares del hogar afiliado sean incluidas en el sistema financiero de forma segura e informada, con lo que tendrán acceso a diversos servicios bancarios, tales como préstamos, seguros, planes de pensión, giros, entre otros.