Tras el derrame de petróleo ocurrido el 9 de marzo, en el centro poblado Miraflores, en la boca de la cuenca del río Tigre, distrito de Nauta, provincia de Loreto; el equipo del programa Midis-Juntos acompaña a sus ciudadanos y les enseña a purificar el agua antes de beberla o utilizarla para cocinar.

La gestora local del programa, Zoila Da Silva, realizó sesiones demostrativas de lavado de manos y habló sobre la importancia de hervir el agua o echarle las gotas de lejía que les entrega la posta médica, antes de lavar y consumir sus alimentos.

El centro poblado Miraflores se encontraba inundado al momento que se produjo el derrame de petróleo de un pozo abandonado hace más de 60 años, lo cual afectó la salud de la población, así como los cultivos y los peces de la zona. Ante esta situación, el programa Juntos estuvo velando por la salud e integridad física de sus ciudadanos.

Según informó el alcalde de Miraflores, Segundo Sánchez, a los tres días de esta contaminación, la población experimentó mareos y náuseas, además de perder a sus animales de corral como patos y gallinas.